Aceitunas aliñadas ( 2010 )

Hola a tod@s

DIGITAL CAMERA

Aceitunas machacadas. Aceitunas aliñadas

Vamos a hacer aceitunas machacadas (2010).Primero las machacamos…


Es una elaboración que se hace por aquí, por Andalucía; Muy típico de esta zona donde los olivos y la variedad de la aceituna es muy abundante.Hay varias formas de hacerlas, pero vamos a hacerlas machacadas.Es una receta que ha pasado de generación en generación, ella es quién  consigue unas aceitunas tradicionales muy ricas, es la encargada de hacer esta receta, y la que me manda en cada momento lo que tengo que hacer, (yo obedezco).El machacarlas es cosa mía.

Estas aceitunas se hacen en muy pocos días pues al machacarlas aceleramos todo el proceso para quitarlas el amargor. Es muy común en bares y chiringuitos o en reuniones caseras de amigos la puesta en sobremesa de un platito de aceitunas o en un cuenco de barro. Son agradecidas para acompañamiento de cualquier ensalada, o como aperitivos junto con cualquier comida.Nosotros los años anteriores hemos tenido aceitunas normales, más chicas, pero este año gracias a la ayuda de mi vecino que me injertó hace tres años un olivo de acebuche cambiándolo a manzanilla y esté por fin nos ha regalado una cosecha de unos diez kilos. La diferencia, son más grandes y más dulces, entre otrasBien para empezar la elaboración:Necesitaremos algún útil para machacarlas, se que con un martillo, o un taco de madera se han hecho siempre. Pero también hay unos artilugios hechos en madera que nos ayudarán a machacar más deprisa y sin mancharnos prácticamente nada. La aceituna cuando se la golpea con algo automáticamente revienta y el jugo interior salta por todo. Al principio nos poníamos una bolsa grande abierta y en el exterior encima de una mesa protegida con algo plástico machacábamos una a una. Ponía todo perdido y las manos verdes, (bueno la solución lavar todo y una ducha).Una vez partidas las metemos en una garrafa donde la llenaremos de agua hasta arriba, después le echaremos un puñado de sal gorda. Muy importante, el agua que no tenga cloro, que sea natural, Lo dejaremos un par de días y cambiaremos el agua tres o cuatro veces echándole sal cada vez. Probaremos la aceituna y cuando consideremos que ya esta dulce (que no tiene amargor) ya no le cambiamos más el agua. Este agua la tiraremos por última vez, le echaremos nueva y es cuando las aliñaremos. Las dejaremos un poco que cojan el sabor y ya podremos degustarlas. En una semana más o menos están listas.

El aliño es el siguiente:

– Cuando ya consideremos que estén dulces (mejor que tengan un poco de sabor…). Pero eso al gusto.

– Llenaremos la garrafa con agua limpia (sin cloro) con las aceitunas dentro.

– Unas ramas de hinojo

– Unos dientes de ajo enteros

– Unas hojas y palos de laurel.

– Una cáscara de naranja

– Sal gorda

– Orégano

– Un chorro de vinagre

Y listas.

Ya con este aliño y al poco podemos empezar a saborearlas. Pero mejor estarán al día siguiente y sucesivos que van cogiendo más el sabor.

Por supuesto que esto es para los impacientes, al día siguiente a comer (yo por ejemplo), pero dejándolas unos días más cogen más sabor al aliño.
Espero que les guste y le sirva para alguien.

Saludos, Ángel

Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario