El camaleón, Chamaeleonidae

El Camaleón

Por la zona de Málaga hay un animalito que nunca dejará de asombrarme, lo he visto por muchos sitios, hasta incluso a veces no lo he visto, ¿por qué?, porque se camufla tan bien y se mimetiza adaptándose en el entorno que lo rodea que pasamos por delante de él y no lo vemos. Es el camaleón.
Los camaleones, Chamaeleonidae, del griego Chamai (en la tierra, en el suelo) y del latín leo, (león de tierra)…son una familia de pequeños reptiles… (ver enciclopedias…)
 El camaleón común (Chamaeleo chamaeleon), es el que yo conozco por esta zona, esta protegido y me he encontrado más de uno cruzando la carretera (también he visto más de uno espachurrado por la rueda de un coche). 

 

En nuestra parcela tenemos varios según la temporada, algunos recién nacidos (tres una vez), se les ve por la valla, pasan al vecino, vienen de visita, bueno es su casa. Es inevitable pues ellos recorren su territorio y nosotros se lo cortamos con carreteras, cemento,…

 

Los andares que tiene son para detenerse y disfrutar, ¡Qué andares tiene el bichito, que tranquilidad..!

 

Algunas veces lo veo pasar sobre una malla metálica y parece que le da corriente, balancea el cuerpo para adelante y para atrás como si le quemará. Otras veces hace aire, esta parado y sin embargo se mece al ritmo de las hojas.
    Un día vi a uno en un poste de la cerca, (porque no tenía la cámara, para haber hecho un reportaje…), estaba de banquete, le vi actuar con una rapidez asombrosa cual vaquero con el lazo, se ventiló ocho o diez moscas en un poco de tiempo. Vaya maestría de caza, una tras otra iban cayendo, lanzaba su lengua como un látigo y “zas “… “ p´adentro”.

 

  Otro día estando yo tumbado bajo mi olivo en la hamaca, echándome una siestecita, le veo pasar por debajo de mí con sus andares, yo ni me moví, de vez en cuando se paraba y con sus ojos giratorios parecía que me estaba controlando y que me decía “ ¡Qué… echando una siestecita, ¿no?”.

 

    En otra ocasión me llamo la atención un ruido y movimiento de las hojas de una parra a unos veinte metros de mi siesta, me acerco y veo a un camaleón peleando con otro, (uno no tenía cola), se hinchaban en plan amenazador, resoplaban, abrían sus enormes bocas, (creo que en las peleas de camaleones está prohibido el uso de la lengua.. por eso del lengüetazo…), parecía que peleaban a muerte uno contra el otro y como se camuflan tan bien resulta que entre unas hojas junto a la pelea había un tercer camaleón un poco mas pequeño, supongo claro esta, que esta sería la hembra por la que los dos Don Juanes estaban peleando (lastima de cámara, siempre esta descargada cuando ocurre la noticia). Les deje al poco pues el vencedor se llevo a la chica y el otro ni siquiera con el rabo entre las piernas.      
     Más de una vez me he dado un susto al coger
algún tomate o al quitar hierbas, no se les ve.
  Cuando mi mujer está recogiendo tomates,
pimientos, etc.  y  pega un grito ya se lo que le ha pasado se ha
equivocado al coger un pimiento (es broma).
 Al principio
de tener la parcela, en los restos de tala de un aguacate siento ruido de hojas
y observo por todos los sitios y no veía lo que pasaba, al poco veo un camaleón
pequeñito muy alterado, medía  unos ocho
centímetros y por debajo una culebra de unos cuarenta  ni que decir tiene a quien ayude pues la
vicha se lo iba a cargar, me costó cogerla pero esa ya no volvió a asustar a
mis amigos los camaleones. 
 

 

Ángel 2012

 

 

 

 
Tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario