El camello Tranquilin

El camello Tranquilín

 

Un hombre se pierde en el desierto.

Ya sin apenas víveres a lo lejos ve un cartel “Se alquilan camellos”

Habla con el dueño y le dice

– Quisiera alquilar un camello ¿Cuánto cuesta..?

-Este de aquí “Velocín” 5000 , Este otro”Rapidín “ 4000, Y este otro “Serenín 2000.

– Oiga y no tiene otro más económico, no dispongo de  tanto dinero.

– Sí,  dispongo de más en la otra cuadra…

Este que esta tumbado “Dormilín”se lo podría dejar por mil.

– Verá buen hombre… es que solo tengo 200,… y tengo que cruzar el desierto…

– Por 200 y el reloj que lleva puesto y la cadena del cuello le puedo alquilar a “Tranquilín” , un buen camello, sí señor…

– Venga de acuerdo…

Se monta en el camello y empieza a cruzar el desierto. Al cabo de  dos horas…

– Venga… “Tranquilín”, camina un poco más de prisa que así nunca llegaremos…, vamos camellito arre, arre.

En esto el camello le dice

– “Cuéntame un cuento y sigo..” (es otra cosa…)

– Pero… como es posible… ¿Hablas…?

– Tú también y no te he dicho nada…

Al cabo de un rato de porfiar…

– Bueno te contare un cuento

Caminan durante un buen rato y otra vez…

– Sigue “Tranquilín”, no te pares por favor que hace mucho calor…

– Ya sabes… “Cuéntame un cuento y sigo..”

– “Agggg Que asco contarle cuentos a un camello”

Andan unos kilómetros  y se ve un cartel a lo lejos

“TALLER” Se reparan camellos

– Buenas mire tengo un problema… que mi camello anda muy despacio y encima para que ande tengo que contarle cuentos… ¿Usted podría hacer algo…?

– Claro que sí, es mi trabajo y yo arreglo a todos los camellos, como dice mi cartel…

– Cuanto me costará la reparación no tengo dinero, ya se  lo pagaré…

– Podemos llegar a un acuerdo si  me cuenta un cuento…

– Usted también… pues vaya la que me ha caído a mí…

– Una cosa… me tiene que pagar por adelantado…

– ¿Y eso por qué…?

– Ya lo verá… ya lo verá…

– De acuerdo…

Terminado de contar el cuento le dice

– Pase usted al camello al foso que voy a proceder a la reparación…

Ya el camello espatarrado en el foso se mete el mecánico debajo coge dos piedras grandes y “zas” en todos los cataplines del camello…

Este a l sentir tal sensación  sale en estampida a una velocidad imposible de coger.

– Muy bien hombre, muy bien, ¿ y ahora como cojo yo al camello…?

– No hay problema…. “PASE USTED AL FOSO…”

 

Saludos, Ángel

Tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario